miércoles, 29 de julio de 2009

REGRESIONES... en papel de baño.


Hubo un tiempo en el cual morí, estuve muerto, no existía, no sabía de mi, pero ahora hoy nuevamente tengo ganas de volver a andar por allí, de caminar y vagar sin rumbo, de ser, estar, sentir, de vivir nuevamente, sobre todo ahora que el país se olvido de la latosa influenza humana (gripa de puerco), en México se ha constituido una nueva fuerza política entre los que no votan y los que anulan su voto, el PRI nuevamente comienza a tener poder en Jalisco (Gracias a Dios), sin dejar atrás ese detalle cadencioso de aquellas calles Tapatias recién remozadas y con vistas gloriosas al smog y trafico cotidiano de la bella Perla Tapatia...

Oh la vida... el otro día tuve una lección importante para la misma, como muchos la han tenido y creo pocos la han aprendido; he descubierto cuando alguien se puede llamar "POBRE" (sin dinero, falto de trabajo, y con pocas espectativas), ahora se lo que es la verdadera crisis económica: "Es cuando el dinero no te alcanza ni para comprar papel higiénico de baño", ya no pido que tenga doble hoja, o que me perfume el cañón de las flores, solo que me conceda la dicha de poder limpiar la zona referida.

Ahora veo la vida de una forma más triste, extrañando el poder adquisitivo que una vez tuve para comprar papel de triple hoja, con aromas diversos y por paquetes de varias docenas.

Ciertamente estoy deprimido...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada